Las Mascotas y la Temporada de Huracanes

Dr. Victor R. Oppenheimer. Ex presidente Colegio Médicos  Veterinarios De Puerto Rico. Viviendo en una isla, nos recuerdan con frecuencia la importancia de estar preparados para un sistema tropical. Nos educan a prepararnos para reconocer la importancia de tener un kit de emergencia, rutas de seguridad, y como prepararnos para enfrentar las fuerzas de vientos […]

Dr. Victor R. Oppenheimer. Ex presidente Colegio Médicos  Veterinarios De Puerto Rico.

Viviendo en una isla, nos recuerdan con frecuencia la importancia de estar preparados para un sistema tropical. Nos educan a prepararnos para reconocer la importancia de tener un kit de emergencia, rutas de seguridad, y como prepararnos para enfrentar las fuerzas de vientos de tormenta o huracán en nuestros hogares. Desafortunadamente, durante todo este proceso muchas personas se olvidan de un miembro más de nuestra familia, nuestras mascotas. Así que, Como nos preparamos para asegurar que nuestra mascota también pueda pasar este evento lo más tranquilo posible?.
Lo primero es entender que no se debe dejar sola en nuestro hogar o en un carro cuando seamos desalojados de nuestro hogar. No solo será traumatizante, sino que se le expondrá a grandes riesgos como lo son; aumento de temperatura excesivo en el hogar por falta de electricidad; riesgo de inundaciones; daño por vientos excesivos, etc. Hay que pensar en la posibilidad de que no se nos permita regresar a nuestro hogar por un periodo de tiempo extendido. No importa cuán segura usted piense que es su casa, cuanta comida o agua usted piense que puede dejarle en su casa, es un riesgo innecesario para su mascota.
Igual que con el ser humano, hay que preparar a nuestras mascotas para la posible emergencia:
1) Jaula. Debe ser lo suficientemente grande como para que su mascota se pueda parar en cuatro patas y dar un giro total de su cuerpo dentro de la jaula. También, debe ser abierta a los cuatro lados para poder amarrar la comida y agua o medicamentos que se le dará. En caso de un desalojo, los albergues de humanos están separados de los de los animales. Por lo tanto, la gran posibilidad de que tengan que mantener a su mascota en una jaula es real.
2) Sábana o camita. Idealmente debe caber fácilmente en la jaula. Esto lo ayudará a no solamente que se sienta más cómodo, sino que prevendrá el que resbale o se dé un golpe si la jaula es movida.
3) Juguetes. Asegurése de dejarle su juguete favorito o ropa con su olor para ayudarle a reducir el miedo. Los desalojos son traumáticos para todos, incluyendo la mascota, y les ayuda tener algo familiar dentro de la jaula.
4) Record médico y medicinas. Esto es esencial porque muchos hospedajes y albergues no permiten mascotas sin tener los records de vacunas al día. Adicionalmente, es importante, que si su mascota tiene una condición o enfermedad seria que necesite medicamentos, que no solamente se le pueda proveer su medicina, sino que también tenga una identificación visible, la cual llame la atención.
5) Comida. Debe asegurarse que su mascota tenga comida para 2 semanas. Preferiblemente en raciones individuales para facilitar proceso de alimentación. En bolsos que reduzcan la posibilidad de que se pudra.. Comida de lata no es recomendable, si se va la electricidad se dañaría. Escriba el itinerario de comida para que la rutina se mantenga, similar a en el hogar.
6) Agua. 2 semanas de provisión. Idealmente debe ser la misma agua que está acostumbrado abeber en la casa. El agua es diferente de área a área. Cambios repentinos de agua puede causarle problemas gastrointestinales.
7) Collares y correas. Hay que recordar que pudiesen tener que sacar de la jaula a su mascota. El collar debe estar identificado apropiadamente con la información del dueño al dia. Un microchip es una manera barata y sin dolor para identificar a su mascota permanentemente. Contacte a su veterinario o albergue más cercano para esta alternativa.
8) Información de contacto. Asegurese de poner nombre, dirección y número de telefóno en la parte superior de la jaula. Adicional, escriba dónde va a estar alojada de saberlo. Esto proveerá la información necesaria para que puedan reunirlo con su mascvota al final de la odisea.
9) Desastres naturales. No podemos evitarlos, pero podemos prepararnos para que la transición sea menos estrésica para nuestras mascotas. Asegurándose que su mascota tenga su propio plan de emergencia ayudará a ahorrar tiempo, para que en caso de que ocurra la emergencia su amiguito de cuatro patas esté seguro. Siga estos pasos para que más pronto que tarde, todos se reúnan con colitas contentas.

 

#PetFriendlyPR #Mascotas #Huracán

¿Qué opinas? Comenta.